Objetivos del cliente

Esta empresa italiana de pinturas de alta decoración dependía de muestrarios manuales para enseñar cómo quedaban sus productos una vez aplicados: aplicar el acabado sobre pequeñas piezas de papel y pegarlas sobre una carta de color. Con una gama de más de 15 colecciones y centenares de combinaciones de colores, hacer este muestrario con cada colección era una tarea compleja que absorbía muchos recursos, requería mucho tiempo y hacía imposible imprimir la cantidad deseada comercialmente. Además, había la necesidad de colocar separadores para que la fricción no degradara las muestras.

Solución de CeGe

Nuestra tecnología de impresión permite producir unos catálogos impresos que muestran con fidelidad toda la gama de colores y texturas, incluidos los que llevan tonos metálicos, glites o perlados iridiscentes. Además, no requiere separadores porque la calidad de la impresión no se degrada.
Al ser un proceso basado en artes gráficas, la cantidad que se desee producir deja de ser un problema ya que los costes son mucho menores.

DESEO RECIBIR MÁS INFORMACIÓN